miércoles, 28 de enero de 2009

El secreto poder de la mente

Napoleón Hill publicó en 1937 un libro llamado "Piense y hágase Rico", para mi forma de ver una de las mejores recopilaciones de historias de éxito analizadas desde el punto de vista del poder del pensamiento.

Lo interesante del libro es que en sus mas de 30 años de investigación con la gente que había alcanzado riqueza en su vida, logró determinar un común denominador en cada una de esas personas, el cual lo vas descubriendo poco a poco, o quizá te vas dando cuenta que siempre lo supiste y te ayuda a ponerlo a trabajar para ti.

En uno de sus capítulos habla del poder secreto de la mente, y nos dice que muchos filósofos han afirmado que el hombre es dueño de su propio destino terrenal. Lo cual es muy cierto, pero que ninguno ha logrado determinar por qué lo es.

La razón por la que el hombre es el dueño de su destino terrenal y en especial de su nivel económico es porque tiene la capacidad de influir en su propio subconsciente.

Cuando lo logra mediante la aplicación de una serie de técnicas que tanto en este libro como en otros de automotivación se explica, se vuelve dueño de su destino y comienza a alcanzar todo lo que quiere.

El subconsciente como lo he dicho antes, es quien pone frente a ti todas las situaciones cotidianas. Para muestra un ejemplo de lo que me pasó ayer cuando me subí a un taxi para llegar a mi oficina.

Apenas le dije al chofer la dirección a la que iba, el se apresuró a decir "Huy mi señor, no se va a poder, porque hoy hay fútbol y están desviando, no vamos a poder pasar". Internamente me reí y solo le dije. No se preocupe si vamos a pasar. En mi proceso interno sentía la seguridad de pasar tanquilamente y llegar a mi destino sin ningún contratiempo. Luego el taxista, en un afán de respaldar su pensamiento negativo sintonizó en la radio la transmisión del partido e hizo un gesto de "ve que yo tenía razón", yo lo ignoré y continué en mi proceso mental. Me dijo después: "Y si nos desvían qué hacemos". "Nos desviamos y llegamos por otro lado", le dije con total desapego, con lo cual se calmó y siguió conduciendo. Ante el asombro del pobre hombre, pasamos rápido y sin interrupciones exactamente por donde yo le había dicho. Solo atinó a decir: "Que suerte tiene, nunca hay como pasar por aquí, peor con partidos internacionales". En cierta forma tenía razón, el reaccionaba en base a sus experiencias previas, pero si supiera que puede influir sobre cada aspecto de su vida, otra sería su historia.

Entonces fue el poder de mi pensamiento el que se transformó en acciones tangibles, que me dieron exactamente lo que yo buscaba. Es así como funciona, siempre, quieras o no, lo uses o no. Tu subconsciente está permanentemente actuando para ti. Como lo he dicho antes, depedende de ti hacer que sea para tu beneficio.

Continúa consiguiendo lo que quieres.

Dsant
Publicar entrada

1 comentario:

Segundo Siguencia dijo...

Tal vez ya no sea un secreto, en utilizar la mente para mejorar nuestro comportamiento, en realidad es muy práctico y real, nuestra actitud depende de lo que en más pensamos y no podemos ser más de lo que pensamos, si queremos mejorar nustra actitud, debemos cambiar nuestra manera de pensar,creando en nuestra mente una imagen que estemos en un medio de armonía y alegría. En la misma forma en que nuestro cuerpo nececita alimento sano para mantenernos saludables, también nuestra mente necesita alimentación sana para mantener nuestra mente en un estado de mejora continua y si más la utilizamos nuestro desarrollo y sedempeño será mejor. La mente es como un paracaídas si no se abre no ejerce su función.

Salaudos.